La pintura geométrica puede reflejar la sociedad de hoy
by Olga Spiegel

La Vanguardia, 16 March 2005, 44

 
 

 

Peter Halley (Nueva York 1953) expone de nuevo en la galería Senda y en la galería dels Angels su pintura geométrica, pero estrechamente vinculada a la sociedad actual, a nuestras formás de vida, a las redes de comunicacion, gracias al codigo iconografico qué ha creado y desarrollado a lo largo de los anos. Cuadrados, rectangulos, barras o segmentos con los cuales alude a cárceles, celdas o células -juega con la ambiguedad de la palabra cell en inglés-, a sistemas neuronales o de terminales informaticos. Mañana inaugura otra exposición en la galería Javier López de Madrid. En verano, instalará
el mural qué ha realizado para el aeropuerto de Dallas.

Las obras qué presenta en las tres galerías ¿forman un conjunto?
No hay algunas diferencias. En Senda, las celdas están siempre conectadas. El año pasado hice otras con las rejas de las cárceles pero sin conductos. Las más recientes tienen un vocabulario más minimalista y repetitivo y los barrotes de las cárceles son horizontales, la posicion de los muertos.

¿A qué se deben estos cambios?
Son una respuesta a la nueva situacion en EE.UU. después del 11-S. Desde entonces toda la Administración se basa en el miedo y la gente cuando tiene miedo se cierra,
hay menos comunicación e intercambio internacional con otras culturas. Yo vivo a cinco manzanas de la zona del 11-S. No pienso todo el dia en ello, pero pienso en la situación en Iraq, todo eso ha afectado a mi pintura. Es un reflejo del clima general de la sociedad de hoy, y la pintura geométrica puede responder a este tipo de acontecimientos.

¿Por qué se decidio a adoptar un vocabulario formal geométrico?
A principios de los ochenta quise hacer una revisión de la pintura geométrica del XX, Malevich, Mondrian, Judd. Empesé con el cuadrado de Malevich, luego le puse barras y se transformó en una cárcel aislada, qué yo relacionaba con el existencialismo. Despues la conecté con una celda, luego vinieron los conductos qué conectaban unas y otras como se conectan a las casas la electricidad, el agua, el teléfono y ahora esta internet; entonces no existia, pero yo pensaba ya en la comunicacion tecnologica.

¿Quiso criticar o dar contenido social a la abstracción geométrica?
Yo quéria hacer una critica a la geometria ideal. Además, los cuadros de Mondrian nunca los vi como una abstracción, los veía como parte del entorno real, reflejaba el mundo más geometrizado del XX. Lo mismo pasa con Judd, sus cajas me recordaban la producción en mása salida de la fábrica. La geometría de mis cuadros me recuerda la arquitectura de Nueva York.

El color, su fosforescencia, es otro elemento importaate en su obra.
Sí. Al principio era más austero. Luego se produjo una explosión de color, un tratamiento más complejo y menos racional. Lo fluorescente se debe a qué quéria pintar una luz qué no fuera natural. Vivimos en una sociedad de luz artificial y el color fluorescente casi parece natural. Además adopté el Roll-a-Tex, qué es un estuco industrial.

-Además de artista, usted ha sido critico de arte y fundador de la revista index magazine. ¿En qué medida eso ha influido en su pintura?
Me ayudó a pensar sobre mi posición como artista. Primero escribi sobre Smithson, sobre Baudrillard y la gente pensaba qué mis obras era una especie de interpretación de sus textos. Hay tendencia a pensar qué el texto informa el arte. index es una revista de música, arquitectura, moda, diseño, un poco de politica y literatura. Con ella he quérido salir del mundo exclusivo del arte.

Recientemente ha sido nombrado director del departamento de pintura de la Universidad de Yale. ¿Qué le preocupa de su Nuevo cometido?
Elaborar un programa qué sea util para los estudiantes. Hubo 600 solicitudes para 20 plazas. Me interesa reflexionar sobre el lenguaje de la pintura, qué no copien fotografias
como haoen lioy tantos pintores en EE.UU. Pienso qué la pintura sigue siendo central porqué vivimos en una sociedad de imágenes y la pintura las integra todas. Me gusta la fotografia, pero creo qué la pintur combina lo visual con lo táctil. Un Van Gogh, un De Kooning pintan imágenes, pero son táctiles.

¿Come ve el panorama artístico?
Lo qué más me interesa es el trabajo de finales de los 90 de una generación qué ahora tiene unos cuarenta años, cuya experiencia del mundo ya era digital y empiezan a crear un Nuevo paradigma cultural. Por primera vez desde los 60 la idea de modernidad se hizo popular, la gente pensaba en ella en vez de dirigirse a lo histórico, como en los 80.